Porque ese es el objetivo, ¿verdad? Que tu empresa permanezca ya que así la familia que está entretejida con ella también perdurará.

Pero no a cualquier coste. La particularidad más importante de la empresa familiar es que tus seres queridos están en ella, incluso es muy probable que dependan de ella.

Tienes que buscar la perdurabilidad, sí, pero hay que hacerlo de forma inteligente para que todas las personas implicadas encuentren su sitio, la mejor forma de desarrollarse y de hacer que la empresa avance.

Al final, las empresas están formadas por personas, y en este caso son tus personas. Así que veamos qué tienes que hacer para ir construyendo el entorno que permita que tu empresa y tu familia constituyan un sistema estable que va avanzando, transformándose y superando dificultades.

¿Qué es una empresa familiar y cómo puede tener éxito?

Seguro que ya sabes si tu empresa es familiar o no, de todas formas es importante recordar conceptos, para poder gestionar bien tienes que tener claro lo que tienes entre manos.

Hay 3 características que se cumplen en toda empresa familiar:

  1. Vocación de perdurabilidad, los propietarios actuales de la empresa desean que la empresa pase a la siguiente generación.
  2. Implicación de la familia, esta puede tomar diversas formas desde la dirección y gestión unipersonal, pasando por miembros de la familia trabajando en diversos puestos dentro de la empresa, hasta la participación en órganos de dirección o consejos de administración.
  3. Propiedad del capital que está controlado por la familia o familias propietarias.

Esto hace que los valores, objetivos y, al final, los factores clave que van a hacer que tu proyecto tenga éxito no tengan que ser necesariamente los mismos que en una empresa no familiar.

Cuando se les pregunta a los empresarios familiares qué es lo que consideran clave para el éxito esto es lo que responden:

  • el 95 % piensa que unas buenas estructuras de gobierno corporativo y procesos
  • el 93 % considera que es clave mantener el control de negocio dentro de la familia
  • el 93 % le da importancia a la comunicación entre generaciones
  • el 90 % cree que hay que equilibrar las preocupaciones familiares y los intereses del negocio
  • el 88% manifiesta que es también clave fomentar el carácter emprendedor de la familia y el negocio

(Fuente: barómetro de la Empresa Familiar, sexta edición 2017)

Lo cual no hace más que resaltar algo que de tan evidente que es suele ser a menudo olvidado: la empresa familiar es un sistema compuesto por el negocio y la familia. Tienes que cuidar de ambas, una no se entiende sin la otra.

Y este sistema es muy intrincado, está compuesto por muchas complejidades y variables que hay que conocer y saber balancear para conseguir el éxito: la perdurabilidad.

Una de las claves para equilibrar este complejo sistema y hacerlo más resistente a cambios del entorno, del mercado en el que opera, del irremediable cambio generacional que algún día llegará y de muchas otras situaciones y factores, es construir unas estructuras sólidas que contribuyan a ordenar el sistema. Hablamos de estructuras de gobierno, de comunicación, de gestión, de profesionalización.

Diferencias de gestión entre una empresa familiar y una no familiar

El 95% de los empresarios familiares piensa que tener buenas estructuras de gobierno corporativo es el primer factor clave para el éxito. ¿Cómo puedes conseguirlas?

En la primera generación no suele haber problemas en este sentido. El fundador casi siempre tiene todo el control y maneja la toma de decisiones.

Pero en sucesivas generaciones las cosas tienden a complicarse un poco más y este tema del gobierno corporativo empieza a ser más importante. Una característica esencial de la empresa familiar en su primera generación es su rapidez y flexibilidad en la toma de decisiones. Es una gran ventaja y no puedes dejar que se pierda.

Con lo que ya va apareciendo la diferencia principal en la gestión cuando comparamos con empresas no familiares, aquella que va a definir si tu empresa familiar perdura o no:

La existencia de un plan estratégico empresa-familia que aborde temas tan vitales para unas empresa familiar como el plan de sucesión o el protocolo familiar. Sin él, cosas como el gobierno corporativo van a empezar a deteriorarse y no puedes permitirlo.

El plan estratégico de la familia empresaria  te va a ayudar también a tener controlados algunos otros factores clave:

  • Por supuesto te ayudará a mantener el negocio dentro de la familia, es su objetivo principal
  • Ayudará a que se produzca una comunicación efectiva entre generaciones. Desde luego no es la panacea en este sentido, la comunicación es algo que hay que trabajar constantemente pero sí que contribuirá a que los temas importantes se discutan en los foros adecuados incluyendo a las personas implicadas
  • Equilibrará las preocupaciones e intereses de la familia y el negocio. Un buen plan empresa-familia nace del consenso, y el consenso nace de plantear las preguntas adecuadas.

En una empresa común la familia no existe, no es un factor a tener en cuenta. En la empresa familiar no es solo un factor, la familia es la razón de la existencia de la empresa y el objetivo es la perdurabilidad.

Un plan estratégico empresa-familia que aúne los intereses de la familia con los de la empresa, determine la sucesión y establezca una buen gobierno te va a allanar el camino. Lo necesitas para que tu empresa perdure.

Queremos que tengas en cuenta que el plan empresa-familia no se puede reducir a un documento, no serviría de nada, requiere un proceso, a veces largo, de creación e implementación en la familia empresaria. Es condición necesaria que toda la familia participe en su creación y lo haga suyo.

La importancia de la visión externa en la empresa familiar

Cuando una empresa familiar empieza la intuición es lo más importante. El fundador tiene éxito de una forma emocional  y, a base de mucho esfuerzo, acaba teniendo un conocimiento total de todos los factores importantes de su empresa y su mercado.

Las cosas van bien así hasta que llega un momento en que esto no es suficiente, y ese momento puede llegar por distintas causas.

Quizá porque haya llegado el momento de plantearse la sucesión, porque la empresa haya crecido hasta dimensiones en las que necesita profesionalizarse para sobrevivir, o porque empiezan a aparecer problemas financieros.

Puede ser por varias razones, pero el momento siempre llega. Y cuando lo haga tu empresa familiar debe estar lista para el mayor cambio que va a experimentar a lo largo de su historia.

El cambio de paradigma al que se enfrentan todas las empresas familiares en algún momento

Piénsalo por un momento. En tu empresa todo pasa por las manos del fundador, él toma las decisiones, soluciona problemas… Es el guía y el referente.

Cambio de paradigma en la empresa familiar

Y de repente, no está o se encuentra con nuevos problemas a los que no está acostumbrado y no sabe resolver, o empiezan a existir problemas de tesorería sin que nadie sepa muy bien porqué.

En este momento se plantea el cambio de paradigma, tienes que gestionar la empresa de forma diferente. Las estrategias que servían antes ya no sirven y hay que hacer algo urgentemente.

El mensaje principal de este artículo es que conviertas ese riesgo en una oportunidad, conviertas esa urgencia a la que tu empresa se enfrentará tarde o temprano en algo que estaba previsto y sabes cómo afrontar.

Y para hacerlo debes entender que este cambio va a exigir un cambio de mentalidad que si no se gestiona bien hará sufrir a la empresa y a la familia.

La visión externa

Va a ser esencial que dispongas de alguien que aporte una visión externa al sistema empresa-familia-patrimonio.

importancia de consultor externo en la empresa familiarAlguien que desde un punto de vista despojado de las emociones intrínsecas a toda empresa familiar consiga darte una perspectiva diferente que te permita enfocar el problema desde los ángulos correctos.

Existen distintas formas de hacerlo:

  • incorporar personas ajenas a la familia a los puestos directivos
  • contar con los servicios de una consultoría especializada en empresas familiares y su especial idiosincrasia
  • incorporar un consejero externo al consejo de administración de la empresa.

La solución que elijas dependerá de la situación a la que tu empresa se vaya a tener que enfrentar.

Conclusiones

Ya conoces las claves del éxito de tu empresa familiar y sabes que tu empresa familiar se va a enfrentar con un cambio de paradigma que va a requerir un cambio de mentalidad.

Ese cambio va a ocurrir, independientemente de que en este momento la empresa se pueda considerar exitosa.

Por otro lado, has descubierto que la diferencia principal en la gestión de una empresa familiar es precisamente la existencia del sistema empresa-familia-patrimonio que ha de ser regulado por la existencia de un plan estratégico empresa-familia.

Y no te olvides de la importancia de añadir una visión externa a la familia, existen varias maneras de hacerlo y cualquiera de ellas va a aportar mucho a tu proyecto. Si tienes dudas sobre cuál puede ser la mejor para tu caso particular estaremos encantados de ayudarte.

Si sigues estas claves estarás sentando unas bases muy sólidas para que tu empresa familiar sobreviva al cambio generacional y a cualquier otro cambio al que tenga que hacer frente.

¡Buena suerte!