Seleccionar página

LA ACTUALIDAD DE LA EMPRESA FAMILIAR

LA ACTUALIDAD DE LA EMPRESA FAMILIAR

¿Es realmente necesario tener un plan de sucesión?

Abr 16, 2021 | Empresa Familiar, Plan de Sucesión

Somos consultores de empresas familiares, todos los días vivimos los problemas de nuestros clientes y somos muy conscientes de los retos que afrontan.

Durante la pandemia las preocupaciones han sido muy cortoplacistas, por buenas razones, había que asegurar la supervivencia en ese corto plazo y el foco pasó a la parte financiera de la empresa.

Pero hay retos que siempre están ahí, y el de la sucesión del liderazgo en la empresa, y en la familia, es uno de ellos. Quizá el más importante porque de hacerlo bien depende uno de los principales objetivos de la empresa familiar. La perdurabilidad en armonía.

Imagina la diferencia entre afrontar una sucesión de forma ordenada, con tiempo para hacerse las preguntas adecuadas y encontrar las mejores soluciones, y una situación en que la sucesión tiene que ocurrir de forma sobrevenida, sin margen de maniobra, sin claridad en quién tiene que tomar qué decisiones y con urgencias inevitables.

El segundo escenario que describimos es más común de lo que podría parecer y aumenta muchísimo el riesgo de desaparición de la empresa familiar. No es nada fácil salir airoso de una situación como esa.

Veamos cuál es la situación actual en España, siempre es mucho mejor analizar los problemas en base a datos reales.

Empresas familiares con plan de sucesión en España

Nos vamos a basar en los datos de la encuesta realizada por el proyecto STEP en 2019, es una encuesta realizada a nivel mundial que resulta especialmente útil por ser capaz de comparar los datos españoles con los de otros países y regiones del mundo. La coordinación a nivel español fue realizada por Alejandro Escribá-Esteve, Cátedra de Empresa Familiar de la Universitat de Valencia.

Si estás interesado puedes descargar el informe completo aquí, muy recomendable.

Pues bien, según el informe un 70 % de las empresas familiares no disponen de un plan de sucesión.

El dato es muy homogéneo en las distintas regiones mundiales, las empresas familiares españolas están en línea con el resto del mundo en cuanto a la presencia de planes de sucesión.

El informe va un paso más allá y pregunta si existen planes de contingencia en el caso de tener que afrontar una sucesión inesperada, el dato mejora un poco y un 44 % de las empresas encuestadas reconocen que cuentan con él.

La base de empresas encuestadas son de un tamaño relativamente grande, en las que el CEO está en torno a los 45 años y están mayoritariamente en segunda generación.

¿Por qué existen tantas empresas familiares sin plan de sucesión?

Parece contradictorio, pero en realidad no lo es.

Llevar a cabo un plan de sucesión no es un trabajo fácil, implica dedicar bastante tiempo a un trabajo que no tiene resultados en el corto plazo pero prepara a la familia y a la empresa para el futuro. Implica la necesidad de tener un liderazgo consciente, capaz de discernir entre lo importante y lo urgente, y que sea capaz de poner los intereses del proyecto familiar-empresarial por delante de los propios.

Para alcanzar ese estado se requiere un cierto grado de madurez, tanto el líder como la empresa y la familia, han de estar preparados para afrontar un proceso difícil, pero muy enriquecedor.

Cada empresa tiene su propio ciclo vital, unas van más rápido y otras van más despacio.

Quizá la mejor forma de ilustrarlo sea la de aquel empresario familiar que dijo que “el plan de sucesión, el protocolo familiar y el gobierno familia-empresa” es la mejor herencia que puedo dejar.

Y claro, uno no piensa normalmente en herencias cuando está tratando de sacar adelante un proyecto y de hacerse su lugar en el sistema familia-empresa. Eso se suele dejar para más adelante.

El reto real es que ese “más adelante” no se convierta en un “nunca” y la sucesión atrape a la empresa en una situación de la que no pueda salir.

Conclusión

Hay un par de ideas con las que nos gustaría que te quedaras:

La primera sería que el plan de sucesión no es algo que se pueda dejar olvidado en un cajón. Es una herramienta vital para la perdurabilidad del proyecto y tiene que ser atacado en algún momento.

La segunda es que todas las cosas tienen su tiempo adecuado, y el plan de sucesión no es una excepción. La clave estará en asignar tus prioridades y seleccionar el momento adecuado en que tu sistema empresa-familia está preparado para afrontar el proceso de su creación con garantías. Encontrar ese momento adecuado es casi un arte en sí mismo.

Esto es lo que queríamos contarte hoy, esperamos de corazón que te haya sido útil. Si estás considerando abrir tu proceso te ofrecemos la opción de contar con nosotros para ello.

Tenemos mucha experiencia en procesos de sucesión de empresas familiares y estaremos encantados de ayudarte.

Artículos relacionados

   NOSOTROS   |   SOLUCIONES   |   BLOG   |   ¿HABLAMOS?

   NOSOTROS   |   SOLUCIONES   |   BLOG   |   ¿HABLAMOS?