LA ACTUALIDAD DE LA EMPRESA FAMILIAR

LA ACTUALIDAD DE LA EMPRESA FAMILIAR

Criterios ESG en la Empresa Familiar

Feb 16, 2022 | Empresa Familiar

Los llamados criterios ESG -ambientales, sociales y de gobierno corporativo-; los objetivos de desarrollo sostenible, los ODS; la inversión socialmente responsable -ISR-… Son siglas y términos que forman parte ya de cualquier conversación corporativa. Pero a todos ellos hay que dotarlos de contenido real para aporten a nivel tanto empresarial como social.
¿Cómo se consigue en el caso de las empresas familiares? Los directivos de las empresas familiares están viendo que su contribución potencial en este ámbito puede tener un efecto sorprendente en el futuro del planeta.

Sin embargo, según la Encuesta Mundial de la Empresa Familiar 2021 de PwC,  la mayoría de los encuestados manifestaba no haber comprendido que la necesidad de contribuir positivamente a la sociedad debe integrarse en el funcionamiento de la empresa, en lugar de hacerlo, como hasta ahora, de forma separada y de manera filantrópica. Según la encuesta, una gran mayoría de empresarios  familiares dan prioridad en su estrategia a la expansión en nuevos mercados (82%) y a la mejora de las capacidades digitales (80%), mientras que solo el 39% considera a la sostenibilidad y la ESG entre sus principales objetivos.

La importancia del medio ambiente, social y de gobernanza (ESG)

Los criterios ambientales pueden incluir el uso de energía, la contaminación y el desperdicio de una empresa, la conservación de los recursos naturales e incluso cómo trata a los animales. Estos criterios también pueden ayudar a evaluar los riesgos medioambientales que puede afrontar una empresa y cómo los gestiona. Por ejemplo, ¿existen problemas relacionados con la propiedad de tierras contaminadas, la eliminación de desechos peligrosos, la gestión de emisiones tóxicas o el cumplimiento de las reglamentaciones ambientales gubernamentales?

Los criterios sociales exploran las relaciones comerciales de la empresa. ¿Trabaja con proveedores que tienen los mismos valores que él dice tener? ¿Da un porcentaje de sus ganancias a la comunidad o alienta a los empleados a ser voluntarios a nivel local? ¿Sus condiciones de trabajo muestran una gran consideración por la salud y la seguridad de los empleados? ¿Se tienen en cuenta los intereses de otras partes interesadas? 

Las consideraciones de ESG no son solo una cuestión de comportamiento ético, sino que pueden tener un impacto distinto en los ingresos, el retorno de la inversión y la rentabilidad del negocio.

Los reguladores gubernamentales han tomado nota de las consideraciones ESG. Por ejemplo, durante el año pasado, reconociendo la importancia de los empleados y la cultura corporativa para la creación de riqueza, la SEC (Securities and Exchange Commission) hizo obligatoria la divulgación pública de las políticas corporativas de “capital humano”.

La investigación emergente muestra que una serie de beneficios financieros y otros beneficios a largo plazo se correlacionan con las empresas que buscan un alto rendimiento ESG. Entre otros hallazgos, varias firmas consultoras de gestión concluyeron recientemente que las propuestas ESG sólidas pueden mejorar el valor y que las empresas con ESG alto experimentan ganancias menos volátiles y un menor costo de capital y riesgo de mercado. Es más probable que logren mejores tasas de retención de empleados y clientes y reconocimiento de marca, y también se encuentran más adaptables a las interrupciones tecnológicas o regulatorias.

Existe unanimidad al afirmar que es un camino que no tiene vuelta atrás. Inversores y clientes exigen a las compañías cumplir con estos nuevos valores y propósitos que deben compatibilizarse con una cuenta de resultados saneada que permita mantener la actividad. Se trata de un proceso de largo plazo, algo que encaja tanto por orientación como por vocación con el ADN de las empresas familiares. Un escenario global que se sustancia en prácticas concretas y en la certeza de que esos criterios deben permear a toda la estructura corporativa.

Las empresas familiares tienen el potencial, los recursos y la posición ideal en el mercado para liderar transformaciones sostenibles en muchos de los sectores clave en los que operan y dominan. Cuentan con ventajas distintivas que les sitúan en una posición de ventaja.
Este tipo de empresas tienden a guiarse por valores, y a marcarse objetivos de inversión a largo plazo porque están menos obligadas que las compañías cotizadas a las presiones de los informes trimestrales. Su principal objetivo es proteger un legado para las generaciones futuras. Si apuestan por las cuestiones medioambientales, sociales y de gobierno (ESG) van aumentar su impacto en todos los sectores y zonas geográficas.

 

Fuentes:
(1) PWC
(2) IFM
(3) Cincodias
(4) La vanguardia

Imagen: <a href=’https://www.freepik.es/fotos/fondo’>Foto de Fondo creado por lifeforstock – www.freepik.es</a>

Artículos relacionados

   NOSOTROS   |   SOLUCIONES   |   BLOG   |   ¿HABLAMOS?

   NOSOTROS   |   SOLUCIONES   |   BLOG   |   ¿HABLAMOS?