Seleccionar página

LA ACTUALIDAD DE LA EMPRESA FAMILIAR

LA ACTUALIDAD DE LA EMPRESA FAMILIAR

Cómo solucionar conflictos en la empresa familiar

May 2, 2019 | Área Empresas

Cómo solucionar conflictos en la empresa familiar

El conflicto es algo natural, somos personas y como tales tenemos intereses que no siempre coinciden con los de las personas que nos rodean.

En la empresa familiar confluyen intereses de tipo profesional con los familiares, los personales o individuales, e incluso los patrimoniales. Esto hace que las situaciones de conflicto sean bastante más complicadas de manejar y corran el riesgo de enquistarse y generar problemas aún mayores.

Claro que el mejor conflicto es el que no ocurre porque hemos puesto medidas en práctica para evitar que aparezca y de eso hablaremos en este artículo.

Pero también tenemos que ser realistas y asumir que, independientemente de las medidas que tomemos, los conflictos van a aparecer en algún momento.

Por lo tanto debemos contar con unas medidas que nos permitan afrontarlos y solucionarlos, de manera efectiva para nuestra empresa, nuestra familia y nuestro patrimonio. Los conflictos sirven para crecer y madurar como grupo y de eso también hablaremos.

Tipos de conflictos más comunes en la empresa familiar

tipos de conflicto en la empresa familiarPor supuesto son muchos y muy variados, aunque no pretendemos aquí abordarlos todos, si que te puede resultar útil englobarlos en tres grupos:

  • Empresariales. La empresa familiar asume los mismos retos de gestión empresarial que las no familiares. Con la gestión viene la toma de decisiones y por tanto el potencial conflicto. La gestión de los recursos humanos, problemas con proveedores, con empleados, con accionistas, con clientes… Todas estas situaciones del día a día tienen el potencial de convertirse en conflictos que habrá que gestionar.
  • Familiares. La interconexión entre la empresa y la familia es una inevitable fuente de conflictos. Cualquier decisión que se tome implicando a algún miembro de la familia va a ser interpretada de forma distinta por los miembros de la familia o por los accionistas y empleados de la empresa. Ascender a una persona por ejemplo, o despedirla. En una empresa no familiar esta decisión no pasa de ser un evento que se interpreta en relación a los méritos. Pero puede convertirse en un conflicto grave cuando el ascendido o despedido es hijo, padre, madre, primo o cuñado de la persona que ha tomado la decisión.
  • Conflictos relacionados con el paso del tiempo. Con el tiempo las cosas evolucionan y aparecen nuevos conflictos como los relacionados con la sucesión, la definición de objetivos comunes, la necesidad de profesionalización y transformación empresarial o la evolución de las políticas salariales a medida que los miembros de la empresa y de la familia van adquiriendo experiencia.

La prevención, medidas activas para minimizar la aparición de conflictos

Prevención de conflictosLa buena noticia es que se pueden tomar medidas para que estos conflictos que acabamos de ver se reduzcan al mínimo. Nunca vamos a conseguir que desaparezcan totalmente pero sí creemos que si implementas estas medidas que proponemos vas a tener una situación manejable que te permitirá afrontar los conflictos de manera constructiva.

  • Plan integral Familia-Empresa. Debe establecer un marco de solución de conflictos y es fundamental tenerlo en práctica con la suficiente antelación, la anticipación es clave. Su función es aunar los intereses de la empresa y de la familia, determinar la situación y establecer un buen gobierno. En este artículo entramos en un poquito más de profundidad en él.
  • Diseñar una organización profesional. Los roles, las funciones y las políticas salariales han de estar muy bien establecidos, siempre con orientación a la productividad y sin distinciones entre miembros de la familia y otro tipo de empleados.
  • Comunicación, comunicación y comunicación. Y cuando hayas terminado vuelve a empezar. Establece reuniones periódicas uno a uno con tus empleados y miembros de la familia involucrados en la empresa, empatiza, pregúntales activamente por sus preocupaciones y hazlo en un entorno en el que se sientan seguros y puedan hablar con libertad. Sin olvidar por supuesto el establecimiento de canales de comunicación “oficiales” que has de tener para escuchar y hablar a la organización de forma abierta y transparente
  • Disponer de una visión externa. Puede ser uno de tus colaboradores, un consultor externo o un miembro del consejo. El objetivo es disponer de alguien con un punto de vista independiente que te ayude a prevenir los conflictos y que incluso te aconseje cuando se producen.

Solucionando conflictos en la empresa familiar

A pesar de todo lo anterior los conflictos van a aparecer. Y cuando ocurre lo primero es evitar las dos formas típicas de resolverlo: imponer una solución sin consenso o silenciar de alguna manera a alguna de las partes.

solución de conflictosVa a ser necesario hacer un ejercicio de empatía, tratar de entender los motivos últimos del problema e ir a la raíz, intentar separar las emociones que seguramente estarán muy a flor de piel y focalizar en entender que es es lo que se puede resolver y lo que no.

Hay algunos mecanismos que te pueden ayudar, la figura del mediador por ejemplo puede ser de mucho interés siempre que las partes implicadas estén dispuestas a acatar sus resoluciones. Los “Consejos de Familia” pueden ser también útiles en el caso de que el tema entre dentro de su ámbito de actuación definido.

Y por supuesto un plan integral Empresa-Familia que entre otras cosas tenga implementado un mecanismo de resolución de conflictos.

Si no dispones de ninguna de estas herramientas te recomendamos que te plantees su implantación. Hacerlo cuando el conflicto ya está presente no es la situación ideal aunque siempre va a resultar mejor que tomar medidas más drásticas.

Conclusión

La mejor manera de afrontar los conflictos es prevenirlos. Desde aquí te recomendamos que pongas en práctica las medidas de prevención de las que hemos hablado en el artículo.

Tienes que evitar a toda costa llegar a una situación de conflicto sin tener un procedimiento establecido, esto es, aceptado por toda la familia para resolverlo. No puedes permitir que los conflictos en tu empresa familiar generen situaciones demasiado incómodas y puntos muertos que impidan a tu empresa y a tu familia desarrollarse y evolucionar.

 

Artículos relacionados

   NOSOTROS   |   SOLUCIONES   |   BLOG   |   ¿HABLAMOS?

   NOSOTROS   |   SOLUCIONES   |   BLOG   |   ¿HABLAMOS?