Seleccionar página

LA ACTUALIDAD DE LA EMPRESA FAMILIAR

LA ACTUALIDAD DE LA EMPRESA FAMILIAR

El camino de la recuperación tras la pandemia en la empresa familiar

Ago 7, 2020 | Área Empresas, Economía de empresa, Sin categoría, Sin categoría

¿Estamos en una V, en una V asimétrica, en una U o en una L?

Y no nos referimos a la economía global, esa tiene suficientes gurús para ocuparse de estas cuestiones.

Estamos hablando de tu empresa familiar. Esa V, V asimétrica, U o L deben referirse a sus resultados y convertirse en los escenarios con los que estás trabajando.

Excepto si has sido uno de los afortunados que no ha sufrido impacto negativo con la crisis del COVID, claro. Pero eso es altamente improbable. El porcentaje de afortunados es demasiado pequeño.

Lo lógico es que la tendencia de la cuenta de resultados de tu empresa esté ya dibujando la parte inicial de una de estas letras, lo que viene después nadie lo sabe pero hay que estar preparado para lo que pueda venir.

Hay que trabajar con distintos escenarios.

¿Qué se ha hecho hasta ahora?

Todo ha sido, ha tenido que ser, muy reactivo. La situación nos pilló a todos por sorpresa y había que reaccionar a un contexto nuevo e inesperado.

El primer foco ha estado en la supervivencia pura y dura, el descenso drástico de ventas origina planes de acción basados en reducciones de costes y utilización del capital disponible. En pocas palabras, ha habido que conseguir que la empresa siga funcionando, que no desaparezca.

Ese primer objetivo lo hemos conseguido, tanto tú como nosotros estamos aquí y eso es una muy buena señal, es importante que celebremos nuestros éxitos en una situación tan, tan difícil.

¿Qué está pasando ahora? Pues lo que hay es un alto grado de incertidumbre, nadie sabe cómo se va a comportar la pandemia, o la economía. Y eso implica que tú no sabes cómo se va a comportar tu empresa.

Cuando la incertidumbre es tan alta hay dos posibles vías de actuación, o incluso una combinación de las dos:

1. Reducir la incertidumbre

La situación es la que es, tu empresa probablemente no haya cambiado pero el mercado está en pleno proceso de cambio. La demanda ha caído por diversas razones y no sabemos si se recuperará o cuándo lo hará.

Si tu empresa familiar está bien capitalizada puede ser el momento de utilizar ese capital, no sabemos lo que durará el periodo en el que estamos pero será necesario que valores si darle continuidad a tu empresa es un buen uso para el patrimonio acumulado. Esta sería una estrategia defensiva que puede ser útil pero nos sigue dejando a merced de los acontecimientos.

Existen otras estrategias más ofensivas para reducir la incertidumbre que tienes que valorar. Estas pasan por repensar el posicionamiento de la empresa y valorar si este mercado cambiante te ofrece nuevas oportunidades que puedes aprovechar. 

Este es el manido argumento de que en todas las crisis surgen oportunidades imprevistas, pero no por muy manido deja de ser cierto. La innovación ha sido, es y será una herramienta muy útil para diversificar las fuentes de ingresos de las empresas, y en este momento la diversificación es algo muy recomendable.

Repensar el plan estratégico y buscar nuevas formas de generar ingresos es un ejercicio muy recomendable que, si tiene éxito, ayudará a reducir la incertidumbre.

2. Crear distintos escenarios

Puede que no puedas acometer ninguna de las dos opciones que acabamos de describir. En ese caso tu planificación para el futuro pasa por la creación de escenarios. 

Se trata de plantear las distintas perspectivas con las que te puedes encontrar y prever las distintas acciones que vas a tener que acometer para cada una de ellas.

Recuerda que no hablamos aquí del contexto económico nacional o global sino del de tu empresa.

  • Salida en V. Es quizás la opción menos preocupante, implica que en un tiempo más o menos corto volveremos a los resultados que teníamos antes de la pandemia.
  • Salida en V asimétrica. Implica que la parte derecha de la V será más larga que la izquierda. Tardaremos más tiempo en llegar a los resultados originales aunque se empezarán a ver signos de recuperación en un plazo más o menos corto.
  • Salida en U. Pasaremos un tiempo en la situación actual, tardaremos un tiempo en empezar a apreciar signos de recuperación.
  • Salida en L. Sin duda la peor perspectiva. Implica que los resultados no se recuperarán y no volveremos a la situación anterior a la pandemia en un plazo previsible.

En este momento no sabes cual es el escenario más probable así que lo indicado es tener planes de contingencia para cada uno de ellos. 

Las preguntas indicadas que te debes hacer serían algo así:

  • ¿Qué voy a hacer dentro de un mes (pon el plazo que te parezca más razonable) si vemos que nuestros resultados evolucionan en forma de V? 
  • Repite la pregunta para meses (o plazos) sucesivos y para cada una de las posibilidades (V asimétrica, U o L).

Estamos ya trabajando con nuestros clientes en crear escenarios para cada una de las opciones. Si crees que te podemos ayudar, estaremos encantados de hacerlo.

Artículos relacionados

   NOSOTROS   |   SOLUCIONES   |   BLOG   |   ¿HABLAMOS?

   NOSOTROS   |   SOLUCIONES   |   BLOG   |   ¿HABLAMOS?