LA ACTUALIDAD DE LA EMPRESA FAMILIAR

LA ACTUALIDAD DE LA EMPRESA FAMILIAR

Sobrevivir al Relevo Generacional en la Empresa Familiar

Jun 22, 2022 | Sin categoría

Hace un tiempo hablábamos del relevo generacional como la prueba de fuego de una familia empresaria y, es que, sin duda, es uno de los mayores retos constantes a los que se enfrenta la Empresa Familiar.

Planificar el traspaso con tiempo suficiente y una etapa de dirección compartida son algunas de las claves de éxito para asegurar la supervivencia de una compañía después de ceder el testigo a los herederos.

La falta de previsión, la insuficiente formación del sucesor y las tensiones internas pueden poner a la compañía al borde de la quiebra. Una buena planificación ayuda a minimizar el riesgo.

Hay en la empresa familiar valores que merecen ser destacados: la vocación de negocio a largo plazo, los sólidos valores y principios en los que se asienta su actividad y el sentimiento de pertenencia y pasión por la empresa son activos compartidos por miles y miles de compañías de los más diversos sectores.

Una de las problemáticas que más preocupan a las familias empresarias es el relevo generacional. Planificar el momento de la sucesión en la empresa familiar, que se haga de manera ordenada y, principalmente, asegurar el legado y la conservación de los valores que han regido siempre la compañía.

El patriarca debe ser consciente de que no podrá dirigir la organización eternamente, aunque es normal que sienta dudas sobre si sus herederos estarán preparados para quedarse con las riendas del negocio.

Los relevos rápidos, en los que no ha habido tiempo suficiente para que el sucesor y el sucedido hayan compartido proyectos y decisiones, pueden pasar factura.

Por eso, este proceso requiere un análisis profundo y honesto de las posibilidades futuras de la empresa, de los intereses del grupo y de las personas que están en disposición de asumir el mando en la empresa, lo que implica mucha comunicación y transparencia entre todos los miembros.

 

Aprendizaje, experiencia y visión de futuro

El aprendizaje de los valores es necesario para la persona que va a tomar las riendas, porque es una fuente de riqueza directiva. Convivir con miembros de una generación previa también es positivo para que el patriarca contribuya a que haya una mayor implicación.

Una vez que se termine la etapa de convivencia, el respaldo de ambos consejos es fundamental en una época en la que el sucesor debe demostrar que está listo para asumir el cargo con garantías.

La clave del éxito será saber alimentar cada uno de estos los intereses en la medida necesaria para alcanzar la visión de empresa familiar que la propiedad haya convenido.

Si importante es saber manejar este equilibrio entre la visión puramente empresarial y la familiar, resultará esencial la previsión. Preparar con tiempo suficiente el plan de sucesión en la empresa, con el fin de garantizar que en esa transición no se produzca merma de valor y se garantice la supervivencia de la empresa familiar en el largo plazo.

Será preciso determinar de qué forma ordenamos la sucesión de la propiedad, para evitar una excesiva atomización del capital que pudiera ser perjudicial para la futura gestión de la compañía.

 

Hoja de ruta para el traspaso

Para garantizar la supervivencia de una empresa familiar es preciso contar con una buena planificación, el consenso de todos los miembros de la familia que forman parte de la empresa y contar con un protocolo en el que se defina claramente el papel de todos los herederos, con el objetivo de evitar futuras discrepancias que puedan acabar con la estabilidad de la empresa a largo plazo.

La continuidad generacional tiene que ser parte de un proceso natural, por lo que todos los miembros deben sentarse con un equipo de abogados para redactar esta propuesta, el Protocolo Familiar.

Normalmente, se desarrollan entrevistas individuales y grupales para ver los puntos de vista de cada uno de los miembros, tanto respecto a la gestión actual de la compañía como en el futuro, cuando se produzca el traspaso.

Se trata, de la culminación de una serie de reuniones en las que se hablará de temas empresariales, económicos y jurídicos, pero también habrá que aprender a gestionar el peso emocional que implica toda esta operación.

En el Protocolo Familiar se definen las normas con las que se realizarán las nuevas incorporaciones a la empresa familiar, la cualificación necesaria para acceder a cada puesto y la retribución que recibirán por el desempeño de su actividad.

En el documento, además, es recomendable que se recoja todo lo relacionado con acciones o participaciones en la empresa, la forma societaria, los convenios matrimoniales o las disposiciones testamentarias

Déjate ayudar

Lo que es indudable es que, para establecer un buen protocolo y sobrevivir al relevo generacional, es esencial una buena planificación con tiempo y dejarse ayudar por expertos.

El desafío es común a ambas generaciones: unos deberán aportar más apertura, flexibilidad y apoyo; otros, iniciativa, resiliencia, paciencia; todos escucha, empatía y reflexión profunda. Se trata de un proceso que implica muchas y muy ricas experiencias para quienes lo atraviesan y contar con un equipo externo que sepa acompañar y aconsejar es esencial

 

 

 

Imagen: <a href=’https://www.freepik.es/fotos/jardinero’>Foto de jardinero creado por prostooleh – www.freepik.es</a>

 

Fuentes:
(1) Expansión
(2) IEF
(3) Emprendedores
(4) Cinco Dias

Artículos relacionados

   NOSOTROS   |   SOLUCIONES   |   BLOG   |   ¿HABLAMOS?

   NOSOTROS   |   SOLUCIONES   |   BLOG   |   ¿HABLAMOS?