LA ACTUALIDAD DE LA EMPRESA FAMILIAR

LA ACTUALIDAD DE LA EMPRESA FAMILIAR

Jubilación en la Empresa Familiar

Jul 27, 2022 | Empresa Familiar, Plan de Sucesión, Protocolo Familiar

Asegurar la continuidad de la empresa y evitar que las relaciones familiares interfieran en el negocio son dos preocupaciones constantes en cualquier empresa familiar. La jubilación del directivo de la empresa conlleva un proceso sucesorio que, desde el punto de vista empresarial debe de hacerse de forma gradual y natural.

Idealmente, las Empresas Familiares deberían experimentar un cambio de mando fluido y sin contratiempos, que asegure un éxito continuo, armonía y rentabilidad. Sin embargo, el proceso a menudo tiene serias consecuencias para la familia y el negocio

“El retiro del patriarca” es uno de los obstáculos más delicados que dede resolver toda empresa familiar para facilitar el relevo generacional, fundamentalmente aquellas dirigidas por la primera generación.

Diversas investigaciones muestran que cuando el dueño o los dueños de una empresa se enfrentan a la perspectiva de la sucesión, enfrentan ciertas preocupaciones, a las que hemos llamado “los temores del patriarca“.

Esas preocupaciones se presentan con diferente fuerza y de distintas formas, dependiendo del tipo de empresa y del carácter de los fundadores al mando de la empresa. Algunas de ella son:

  • Qué hacer después del retiro; esto puede afectar intensamente al fundador o fundadores.
  • El temor a perder el control de la empresa, y con ello ver reducida su seguridad económica.
  • El sacrificio de ver disminuido su estatus social como consecuencia de dejar el mando en la empresa.
  • La inseguridad sobre el perfil adecuado de los posibles sucesores.
  • El miedo de que la elección de sucesor genere conflictos intrafamiliares, o con los socios.

 

Dirigir una Empresa Familiar es una experiencia tan intensa y agotadora que el negocio le puede parecer como un hijo muy querido. Y se puede convertir en una obsesión tal que abandonarlo le parecería similar a dejarse morir.

Sin embargo, aunque haya tomado la firme decisión de no jubilarse, merece la pena volver a revisar el tema de vez en cuando. De la misma manera que afirmamos que tiene el derecho de hacer lo que quiera con su empresa, también tiene derecho a cambiar de opinión sobre la jubilación. No obstante, estos derechos están vinculados a la obligación de comunicarse con los miembros de la familia y otras personas involucradas, decirles lo que piensa y darles la oportunidad de discutirlo con ellos. La comunicación constante es esencial para un proceso de transición generacional, cualquiera que sea la decisión final.

 

La organización y preparación garantizan la armonía

Las posibilidades de supervivencia de una Empresa Familiar suelen disminuir con cada generación que asume el control. Además de operar con los retos del mercado, la Empresa Familiar tiene que funcionar sin olvidar el delicado territorio de las relaciones personales. Debe aprender a sujetar las riendas del enorme poder de la familia y dirigirlo de manera positiva. Algunas Empresas Familiares aplican normas y políticas similares que les han ayudado a sortear los diferentes retos que se les han planteado con el paso del tiempo.

La comunicación entre los empleados y los miembros de la familia es la mejor arma para resolver conflictos “

Diversas medidas ayudan a lograr un retiro exitoso. Es muy útil encontrar una ocupación atractiva, digna, y socialmente relevante para el fundador que se retira. Existen múltiples ejemplos de fundadores que han encontrado una tarea socialmente útil. Lo importante es abordar la jubilación con creatividad, con anticipación, con generosidad, y dándole prioridad estratégica.

 

Preparando el Plan de Sucesión

De lo que no cabe la menor duda es de que para iniciar el proceso de jubilación en la empresa familiar, el fundador debe trabajar junto al resto del Consejo el Plan de Sucesión. Muchos negocios y empresas familiares ven en el Plan de Sucesión la solución para asegurar la viabilidad, legitimidad y permanencia a través del tiempo.

La sucesión y su debida planificación es un proceso crítico de la empresa que, como el resto de procesos fundacionales de la organización, debe iniciar cuanto antes, ya que implica decisiones trascendentales que necesitan planificación muy meticulosa, en función de una transición exitosa hacia la permanencia generacional, así como la conservación de los lazos familiares.

Sin él, la empresa familiar puede correr el riesgo de disolverse o debilitarse debido a conflictos o desacuerdos sobre el rumbo de la empresa, tensiones entre miembros sucesores, distribución desigual o desproporcionada de los activos y la propiedad del negocio, informalidad operativa, falta de claridad sobre los objetivos de la empresa y, en el peor de los casos, ausencia de compromiso o sentido de responsabilidad respecto al éxito del negocio familiar.

 

En muchas ocasiones surgen situaciones sobrevenidas difíciles de gestionar por los miembros de la familia, por eso uno de nuestros objetivos principales es minimizar los problemas surgidos de este nuevo escenario y acompañar a las familias empresarias en el proceso.

 

Fuentes:
(1) Expansión
(2) Forbes
(3) Eleconomista
(4) IEF

 

Imagen: <a href=’https://www.freepik.es/fotos/manos-anciano’>Foto de manos anciano creado por freepik – www.freepik.es</a>

Artículos relacionados

   NOSOTROS   |   SOLUCIONES   |   BLOG   |   ¿HABLAMOS?

   NOSOTROS   |   SOLUCIONES   |   BLOG   |   ¿HABLAMOS?