LA ACTUALIDAD DE LA EMPRESA FAMILIAR

LA ACTUALIDAD DE LA EMPRESA FAMILIAR

Planificando la Continuidad en la Empresa Familiar

Ago 17, 2022 | Empresa Familiar, Plan de Sucesión, Protocolo Familiar

El momento del relevo generacional es uno de los más críticos en toda empresa familiar y, de hecho, son relativamente pocas las compañías que logran sobrevivir más allá de la segunda generación.

Las prisas, la desconfianza ante una nueva forma de gestionar el negocio, la falta de formación o incluso de interés son los escollos más habituales a los que han de enfrentarse. Por eso, cuando se decide que los herederos se hagan cargo de la empresa, es esencial planificarlo con atención y antelación.

Existen diversos factores clave que contribuyen al éxito de una empresa familiar:

  1. Convencimiento por parte del actual administrador de que llegará el momento de ceder la dirección.
  2. Preparar el proceso de cambio generacional con tiempo.
  3. Debe planificarse la formación y experiencia del sucesor.
  4. Tratar de no forzar ni retrasar el momento de la sucesión.
  5. El actual y el nuevo administrador deben compartir la visión del negocio, adaptada al entorno económico y sus objetivos.
  6. Los directivos de la empresa y el nuevo administrador deben reconocerse mutuamente la profesionalidad y actuar en consecuencia.

Como puede verse, la mayoría redundan en la buena planificación de la sucesión, en convertirlo en un proceso gradual que asegure la supervivencia de la empresa.

La sucesión

La sucesión en la empresa familiar debe contemplarse como un proceso empresarial más, no como un mero cambio de titularidad del negocio o de traspaso de poderes que acontece cuando el empresario la abandona por cualquier motivo.

Establecer un plan de sucesión, llevarlo a cabo de forma exitosa, es una tarea que no puede improvisarse y que requiere su tiempo. En muchas ocasiones conviene dejar paso a la siguiente generación antes de retirarse por completo, para así lograr una transición gradual, sin sobresaltos, que consiga que todas las piezas encajen.

¿Pero, cuándo empezar a hacerlo? El tiempo es clave: idealmente, se necesita tiempo para llevar a cabo todos los procesos necesarios para hacer avanzar el plan de sucesión, para poder asumir la responsabilidad de dirigir un negocio con el conocimiento y competencias necesarias.

En primer lugar, se ha de seleccionar a la persona, ya sea alguien de la familia o un profesional externo, dependiendo de las características de la empresa y de las aptitudes y actitud de las nuevas generaciones.

A partir de una decisión consensuada mediante el buen uso de los órganos de gobierno se inicia un plan que establecerá una serie de procesos, cuyo fin último será el relevo generacional.

Una transición Gradual

La generación que delega en los sucesores no tiene por qué dejar sus funciones de repente, puede continuar asesorando a sus familiares, ya que su conocimiento de la empresa es exhaustivo. Eso sí, también debe confiar en los conocimientos de la siguiente generación y evitar una imposición excesiva que impida un nuevo liderazgo eficaz. Además, conviene tener en cuenta que si se planifica el traspaso en un momento económico bueno para la empresa, será mucho más fácil garantizar la estabilidad futura de la misma.

El relevo generacional se producirá de forma natural en el momento más oportuno, justo cuando lo marque el desarrollo mismo del plan de sucesión establecido.

 

Cómo ha afectado la pandemia a la sucesión

La crisis provocada por el Coronavirus ha afectado de alguna manera a todas las empresas, con independencia de su tamaño, sector o estructura de propiedad, desde las grandes multinacionales hasta las pymes. Y a este respecto, las empresas familiares no son la excepción. A pesar de su reputación como empresas resilientes, la gran mayoría de ellas han estado bajo una considerable presión para responder a los desafíos sanitarios y de seguridad, de bienestar en general, y a los problemas operativos de sus negocios.

El coronavirus ha aumentado el apremio por prever y regular la sucesión de los negocios familiares, porque se ha hecho más evidente que nunca el riesgo que supone no tener previsto el futuro y tener que tomar decisiones precipitadas en caso de un evento repentino.

Las empresas familiares han ocupado durante mucho tiempo un lugar especial en las comunidades en las que operan. Por esta razón, la mayoría pueden salir reforzadas de esta crisis si consiguen enfocar sus energías en las áreas correctas, para lo cual, podemos ayudarte, ¿hablamos?

Fuentes:
(1) Forbes
(2) Cincodias
(3) Expansión

Imagen: <a href=’https://www.freepik.es/fotos/documentos-legales’>Foto de documentos legales creado por pch.vector – www.freepik.es</a>

Artículos relacionados

   NOSOTROS   |   SOLUCIONES   |   BLOG   |   ¿HABLAMOS?

   NOSOTROS   |   SOLUCIONES   |   BLOG   |   ¿HABLAMOS?