Seleccionar página

LA ACTUALIDAD DE LA EMPRESA FAMILIAR

LA ACTUALIDAD DE LA EMPRESA FAMILIAR

¿Cómo se toman las decisiones en tu empresa familiar?

May 30, 2021 | Empresa Familiar, Formación

Hoy vamos a hablar del gobierno de la empresa familiar.

Del buen gobierno, claro.

Al final la gestión empresarial se reduce a la toma de decisiones, la medida en que esas decisiones sean acertadas definirá el futuro del proyecto.

Y puestas así las cosas, parece apropiado invertir 5 minutos en leer este artículo. Hablaremos de las mejoras prácticas que aplican las empresas familiares exitosas para acertar lo máximo posible en su toma de decisiones

En la empresa familiar no nos limitamos al ámbito empresarial, hay más factores en juego que hay que considerar. Está, por supuesto, la familia que a menudo se entrecruza con la empresa de formas inesperadas. Pero, también, el patrimonio y su gestión efectiva.

Estos tres elementos constituyen el sistema de la empresa familiar, cualquier iniciativa para mejorar el gobierno del sistema tiene que considerarlos a todos.

 

Los órganos de gobierno empresariales

 

Cualquier empresa se puede considerar como un conjunto de procesos que han de colaborar, y trabajar en común, para conseguir el objetivo último de cualquier empresa que es la generación de beneficios.

Contamos con un par de artículos en nuestro blog sobre la gestión por procesos, los puedes encontrar aquí y aquí. Si tu empresa todavía no está gestionando su actividad por procesos podría ser bueno que empezaras por repasarlos.

Pero nuestro objetivo hoy no es hablarte de la gestión por procesos sino de cómo se gobiernan estos procesos. Y eso ocurre en los órganos de gobierno empresariales.

Cada empresa se encuentra en su propio punto de desarrollo, y eso es algo que hay que tener en cuenta a la hora de enumerar los distintos órganos de gobierno que deben existir, así que vamos a tener que generalizar un poquito.

Lo que todas las empresas deberían tener es un consejo de dirección. Estará formado por los distintos managers o directores de las áreas de la empresa, bien sean estas áreas procesos o departamentos.

Cualquier órgano de gobierno efectivo debe contar con los componentes adecuados y, además, debe tener un funcionamiento ágil y orientado a resultados. No basta con la práctica habitual, que consiste en poner a todos los managers o directores juntos y esperar que colaboren porque pensamos que es su obligación, eso no suele funcionar.

Hay que dotar a cada órgano de gobierno de las herramientas necesarias para que pueda llevar a cabo su función principal: la toma de decisiones. En el caso del consejo de dirección esto se conseguirá con una adecuada selección de sus componentes, la asignación de un liderazgo (que puede ser temporal) y la adopción de unas normas de funcionamiento que regulen cosas como la etiqueta, las agendas, las actas o el seguimiento de la implementación de las decisiones.

Los mismos principios aplican al consejo de administración, es un órgano de gobierno esencial, pero que solo está presente en el 12% de las empresas familiares españolas.

En el consejo de administración debe haber una representación equitativa de la propiedad y estar gobernado por unos estatutos que determinen los procesos a seguir.

Si la empresa familiar ha alcanzado un grado de madurez relativamente alto, contará entre sus consejeros con personas externas a la familia, que colaboran en que la parte empresarial del proyecto familiar alcance sus objetivos

 

Los órganos de gobierno familiares

 

Pasamos a la parte familiar del proyecto. En la familia existe un componente que la diferencia del contexto empresarial. Las emociones.

Existen relaciones paterno-filiales, entre hermanos, de pareja o de cualquier otro tipo. Estas relaciones generan expectativas, que si no son cubiertas degeneran en conflictos.

El gobierno familiar puede ser de gran ayuda, no para evitar que los conflictos ocurran, tampoco le vamos a pedir peras al olmo, sino para encauzarlos. Para contar con las herramientas adecuadas que nos permitan ponerles solución, evitando situaciones dramáticas, y seguir adelante.

Existen soluciones que se pueden poner en práctica, como la asamblea familiar o contar con unas reuniones más o menos formales de la familia. En cualquiera de estos casos vuelven a aplicar los principios de los que ya hemos hablado. Una cuidadosa selección de los participantes y unas normas que permitan que sean efectivas.

Pero vamos a contarte lo que la mayoría de las empresas familiares españolas utilizan y esto se puede resumir en el uso de consultores externos, políticas de empleo familiar, políticas de resolución de conflictos y el protocolo familiar.

No nos vamos a extender mucho en el uso de consultores externos, porque nosotros somos uno de ellos. Pero están claros los beneficios de contar con los servicios de alguien que está acostumbrado a afrontar los problemas característicos de la empresa familiar. Son de gran ayuda para una familia que probablemente se enfrente a este tipo de problemas una o dos veces por generación.

En cuanto a las políticas de empleo familiar, la resolución de conflictos y el protocolo familiar, estos son temas que se pueden abordar por separado o de una forma mucho más holística, que es por lo que nosotros abogamos.

En vez de afrontar los problemas por separado, es mucho más práctico estructurar un plan para poner las bases que permitan a nuestra empresa perdurar a través de las generaciones. El plan global familia-empresa es lo que te va a permitir dormir tranquilo por las noches.

 

La gestión patrimonial

 

El patrimonio es lo que nos va a permitir incorporar políticas de protección familiar, de empleo de familiares dentro de la empresa o la resiliencia necesaria para sobrevivir a las inevitables crisis.

La forma de asegurarse de que se toman las decisiones adecuadas en cuanto a la gestión patrimonial es muy simple, y a la vez muy complicada porque implica una renuncia.

Consiste en asegurarse de que existe una gestión profesional. Las habilidades y conocimientos necesarios para una correcta gestión del patrimonio son muy distintas a las necesarias para liderar una empresa o una familia.

Otra cosa serán las decisiones correspondientes a los usos que se le da al patrimonio disponible, esas deberán recaer en los órganos de gobierno familiares o empresariales según sea el caso.

 

Conclusión

 

Esperamos que este repaso de los órganos de gobierno necesarios en las empresas familiares te haya sido útil.

La idea que nos gustaría que te llevarás es que la toma de las decisiones adecuadas es lo que va a conseguir que tu empresa familiar siga adelante o desaparezca. 

Asegúrate de crear el entorno adecuado para que tus decisiones sean las mejores posibles.

 

Artículos relacionados

   NOSOTROS   |   SOLUCIONES   |   BLOG   |   ¿HABLAMOS?

   NOSOTROS   |   SOLUCIONES   |   BLOG   |   ¿HABLAMOS?